4.1.13

No más escritura

¿Por dónde se empezaba?

Es terrible perder práctica...

Una idea corre hacia mis dedos...

Pero fácilmente se ha perdido

22.8.12

En las calles

Los primeros días, los pesares
desaparecieron de mis tardes
y mis dedos se enredaron a los tuyos
en un gesto ingenuo y taciturno
Fue bonita la sensación,
fue suficiente, cual fulgor
que resuena en trueno
y se disuelve en sueños...

Para cualquier niño venerables son tus labios,
dispensadores de párvulos besos
que dieron vida a las calles en cada resabio,
en las plazas; bajo la lluvia, entre los tejados secos
Y es que tus labios plasmaron trazos
de cariño en el trecho que dibujamos
sobre la ciudad antigua, pueblo de amores esparcidos,
de enamorados constantemente resarcidos

Pero sobre los hombros míos discurren sentimientos
al son de tu lengua dulce que conjura falta de tiempo,
que rescata del olvido al rechazo,
la sentencia tuya que a un juramento de llanto
en la noche maculada alza,
injuria avistada en lontananza

No dueles tú sino el pensamiento en bruto,
el conocimiento imperfecto en turno
El desprecio vacilante enterrado en mi pecho
El trino de tu voz anunciando un futuro incierto
Tu mirada encubriendo la verdad de tu pura alma
El inconmensurable tajo de una puñalada
que me deja sin correspondencia,
en vulnerabilidad y absoluta ausencia
del calor que despidiera en un puerto de asfalto,
donde me volviera a encadenar a este maldito hado

19.6.12

Festejo y recuento absurdos

Celebración (Volviendo a las cuentas; 2009)

¡Festejemos! Agosto 2009 es el mes de aniversario de Morelennórië. También, como sabrán, festejo la "inauguración" de un nuevo blog, el cuál pueden localizar en cualquier buscador bajo el nombre "Quettarnórië". Obviamente, también hoy es un día de fiesta debido al cumpleaños de una de mis mejores amigas (Feliz cumple, Maye!!). Pero el motivo por el cuál escribo esta entrada es porque celebro el cambio más importante de mi vida.

Como pueden leer en el archivo de Abril de 2006 intitulado "Haciendo cuentas…", en este espacio, hice un repaso de situaciones no muy afortunadas -aunque obtuve de ellas un invaluable aprendizaje-, sin embargo, en esta ocasión resalto las positivas, toda vez que en este momento de mi vida ya pongo atención a ellas.

Han transcurrido 13 años desde que identificara un rasgo de mi personalidad muy importante. Hace 10 años lo asimilé y comencé el largo proceso de aceptación del mismo. Si volviera a hacer cuentas, les diría que desde entonces he conocido hombres magníficos, de quienes he aprendido mucho, pero también vendría al caso una lista que prefiero omitir para no comprometerlos. Gracias a todos ellos.

Continuando con este recuento, 4 años atrás conocí a una mujer inteligente y maravillosa, quien me abrió las puertas del mundo, a la externalización de mi amor por otros hombres; a ella le debo todavía más, pues en los días que hemos interactuado y "compartido minutos" ha iluminado mi sendero brillantemente. También han pasado 2 años desde que compartiera con mi madre esta característica, aunque su respuesta no resultara tan amable.

En 2008, hace un año, me di a la tarea de retomar e intentar nuevos encuentros con otros hombres, aventura  interesante -al principio un tanto desgastante- porque implicó viajar por la ciudad y relacionarme mediante internet, favoreciendo al establecimiento de comunicación incluso con chicos de ciudades distantes, como Lima y Juárez. Este año ha trascendido, en mi percepción, por los logros personales y estabilidad que he logrado, lo que me permite seguir creciendo en cada aspecto de mi formación en cuanto a Ser Humano íntegro.

Ya veremos lo que termina ocurriendo, lo que finalmente decida respecto a esta característica de mi PERSONAlidad. ¡Besos y abrazos a todos!

Perspectiva de un cuarto de siglo

Las novedades amables y otras reflexiones (2009)

En el transcurso de las últimas semanas, sucesos impredecibles vinieron a anclar en mi vida. Por supuesto, no elegí otra alternativa más que hacerlos míos -a los sucesos- y vivirlos de acuerdo con el tenor usual -con el cual vivo mi vida. No sólo se trató -o trata- de la "llegada" de mis 25 años, sino del arribo de una visión más amplia, a la que algunos bautizan como "panorama".

Ignoro la totalidad que encierra dicha palabra; lo que sé es que ya respondo a algunas interrogantes, concuerdo con aquellas que confirmo y aprendo de otras tantas que niego -porque terrible e irremediablemente estamos ligados a tal ambivalencia- o que no resultan funcionales, así como de las novedades amables que no cesan su aparición.

Tengo la impresión de que ese es el punto. Ahora, las experiencias que he percibido son "novedades" y ya no las catalogo en positivas o negativas -quizás sólo en el instante consecuente a su ocurrencia-, pues creo que cada una de ellas es distinta y puedo enriquecer mi desarrollo a partir de su singularidad. Es obvio que, esto último, depende de MÍ.

Quizás quien me lea identifique un ligero tono egoísta en mis palabras, pero si algo he logrado abstraer en mis 25 años es que no tenemos certeza de lo que está en nuestro entorno; de lo que sí estoy seguro es tanto de mi existencia como de que los objetos "están ahí", toda vez que los observo, toco, escucho, huelo y degusto. No es que mi pensamiento se limite, por el contrario, pretendo explicar mi súbito realismo que, como siempre, se basa en la subjetividad.

Ese soy yo, el de siempre, el de este momento y el que potencialmente será.

Entendiendo a la vida, o haciendo el intento

Otro tipo de cambios (2007)

Me he convencido aún más, en días recientes, respecto a que la vida es modificada por los actos y circunstancias a los que cada persona se enfrenta, como efecto de las decisiones tomadas en el pasado. Es verdad, existen factores que yo no controlo, eventos de los cuales sólo soy un espectador curioso, e incluso puede ocurrir que estos fenómenos me envuelvan y conviertan en un participante -mas no ejecutor de sus caprichos. En serio, a pesar de los meses acumulados que respaldaban mi autopersuasión, son contados los días que enmarcan la aceptación de mi "teoría"…

Ok… Me encontraba ante una situación estresante, de frente al detonante de cualquier emoción. Este conflicto exigía mi concentración y dedicación absolutas. ¿Cuál sería mi respuesta? ¿Qué emoción elegiría para luchar y desgastarme? ¿Cómo atendería a la petición de cambiar una vez más mi vida?

Muchos de ustedes saben a qué me refiero, y aquí les reitero que me sentí frustrado, desechado, terriblemente suprimido y sin considerar mis necesidades -de las cuáles unas tantas no eran básicas-, y sin embargo ocurrió… También es de su conocimiento que me sentí libre, responsable de mi vida… Distinto. Tan diferente a como era 18 meses atrás. Admito que crecí y desarrollé una infinidad de habilidades no sólo concernientes al ámbito laboral o social, sino personal. Eso es realmente invaluable.

Otro tipo de cambios ha venido a solicitar mi vida ante la llegada de una nueva etapa, con aires de abrasante invierno en un mundo sobrecalentado, y quizás yo no pueda manipular esas variables que han surgido hace medio mes, pero sí puedo manejar y canalizar mi energía y emociones, sólo es cuestión de desearlo y realizarlo.

07-15 de Febrero,
09 de Marzo de 2007.